Seguidores

domingo, 24 de octubre de 2010

Sin ella nada sería posible.

Todo empezó hace dos años durante Junio y Julio. Ella que ahora me cuenta sin miedo alguno la forma en la que nos conocimos. La forma en la que yo, felizmente, me acerqué y le saludé y ella, tímidamente, sonrió y devolvió el saludo. Después de eso vino la sorpresa, la gran sorpresa. Iba a el mismo sitio que yo de vacaciones, era mi vecina de aquel pueblecito cullo nombre no es conocido pero todos sus visitantes se quedan con su nombre grabado en la sangre. "Dios, fué impresionante". Asi, día tras día la amistad se fué haciendo mas grande, la confianza iba creciendo y el cariño, sobrepasó los límites. Te lo contaba todo y tu a mi también. No discutimos ni una sola vez, ni un solo minuto, ni un solo segundo. Nos reíamos de todo y hasta al echarnos de la piscina haciamos algun plan para no aburrirnos. Todo fué tan rápido.
En 1 mes exactamente que estube allí, contigo, conseguiste cosas que no consiguió gente en mas de 5 años. Cosas impresionantes. Pues tú eres la que siempre apoya, la que siempre aconseja y la que siempre te tiene una sonrisa que sacar. Eres tú. Nadie más.
Tu eres y serás siempre mi mejor amiga. Mi apoyo, mi confianza, mi cariño, mi valor. Mi todo. Mi hermana, no de sangre pero si de corazón. La que me enseña y de la que aprendo sin querer enseñar. Te quiero, mas que a nadie. Muchas gracias, de verdad.

Siempre estaré aqui, cerca de ti.

Ines Perez Astorqui

No hay comentarios:

Publicar un comentario