Seguidores

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Anoche soñé que yo moría...

Anoche soñé que yo moría; era un sentimiento agradable, no sentía nada, no pensaba ni en nada ni en nadie. En mi cabeza solo había momentos buenos. No más.
Todas esa personas que marcaron unas pautas en mi vida, no se hicieron indiferentes. Siguieron siendo lo que fueron siempre, siempre les quise y hasta estando demasiado lejos les sentía cerca. Aunque esta vez no pudiera ni llamarles, ni enviarles mensajes ni cartas ni notas, ni nada.
Antes de morir, amor, me gustaría que supieras que te amo, mas que nadie...

No hay comentarios:

Publicar un comentario