Seguidores

viernes, 17 de diciembre de 2010

Futuro: Vivir-viviré. Pero, ¿Qué es? La gente habla del futuro como si de verdad hubiera uno. La gente sueña con él y piensa que es tan fácil imaginarse un futuro próximo, aceptable. Pero no nos damos cuenta que cuanto más pedimos, mas queremos. Que cada deseo que pedimos, es más imposible cada segundo. Pero, qué fácil es soñar. Qué fácil es decir; yo quiero ser madre de dos niños y una niña, tener un marido maravilloso y vivir en no sé donde, con dos perros y un gato.
Yo prefiero ser diferente a lo normal. Yo prefiero que la gente piense que soy especial. No sé, es más divertido hacer locuras, es más divertido vivir sin la presión de la rutina diaria… ¡Qué locura! Pues sí, lo es, se trata de eso, de pasar de lo que hace y dice la gente y meterte en el hecho de ser más especial.
Prefiero ir alardeando por ahí de que no quiero tener hijos, hay que cuidarlos. No podrás vivir tu vida social como antes, tendrás que enseñarles a vivir y me imagino que eso es duro puesto que ni nosotros sabemos cómo hacerlo. Tendrás que escuchar los “te odio” de tu hijo adolescente y las quejas de tu marido repitiéndote continuamente que no es así como se educa a nadie.
También soy de las que creen que el matrimonio es lo contrario a la libertad. Que significa ser dos en uno y que debería de ser para “toda la vida”. No sé, creo que es mucho más fácil afrontar los hechos cada uno por su lado pero esto no significa que no crea en el amor ni nada que lo relacione.
Pregúntales a tus padres si de verdad creen en el amor eterno. Si son capaces de sostener una promesa por diez años más. Si son más felices ahora que antes, o si siguen haciendo el amor con la misma pasión.
Ojalá fuera tan fácil soñar como se debe...

No hay comentarios:

Publicar un comentario