Seguidores

lunes, 27 de junio de 2011

Todo parece perfecto. Pero, ¿de qué sirve la perfección si estas solo y nadie se da cuenta? Nadie puede compartirla contigo, felicitarte ni envidiarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario