Seguidores

lunes, 27 de junio de 2011


-Tuvimos suerte, fue divertido, pero acabó. Tu hiciste que acabará.
-De modo alguno, te puse a prueba.
-¿A prueba?, ¿Pero quién coño te crees que soy?
-Pensé que no dejarías que se acabara. Pensé volverías a donde mi por que me querías. Me di cuenta que no, por que nunca volviste, pero eso no impidió que me olvidará de ti.
-Yo pensé que te arrepentirías. Y que me llamarías, pero nunca lo hiciste.
-¡Empezaste a salir con otra!
-Para olvidarte.
-Son excusas. Son todo excusas.
-No lo son, es la verdad, te quería y me abandonaste, ¿por qué?
-Antepusiste cosas a nuestra relación, me diste de lado... ¡Me dejaste sola!
-Quería pedirte un tiempo, pero te adelantaste...
-¡No lo hablaste con migo!
-No sabia como hacerlo, tenía miedo...
-Había confianza.
-¡No, no la había! La hubo, y mucha o por lo menos por mi parte pero se esfumó. Y fue tú culpa, reconocelo...
-Basta de engañarnos, no fue culpa de nadie, nos hemos estado engañando mucho tiempo, pero no más. Lo nuestro nunca acabó. Por que nunca quisimos que se acabara. Ninguno de los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario